Páginas

domingo, 26 de mayo de 2013

FISURAS EN EL AIRE - Araceli Esteves




Hace tiempo que vengo leyendo las publicaciones de Araceli Esteves en su blog.
Me alegró mucho saber que sus relatos iban a ser publicados en el libro que quiero comentar: Fisuras en el aire.

FISURAS EN EL AIRE contiene cientos dos relatos que, como le dije a Araceli, he ido leyendo con tranquilidad, a razón de tres o cuatro diarios.
Las fisuras de las que Araceli escribe son las mismas que no percibimos en nuestra vida diaria pero que todos sufrimos. Fisuras por las que se escapa, o entra, el amor, los sueños o la vida misma.
Los ciento dos relatos son pequeñas píldoras de magnífica escritura.

El relato número cuatro hace referencia al nombre de su blog: El pasado que me espera.

Ayer encontré los lentes de la abuela. Estaban con las llaves que se guardan tontamente sin saber qué puertas abrieron. Me los puse y comprobé que veía perfectamente.

Araceli hace referencia en muchos de sus relatos a la imposibilidad de evitar ser quienes somos, como si el pasado y nuestro propio futuro nos persiguiera desde el momento de nacer. En el relato “La nueva casa” nos lo muestra perfectamente. La pérdida de nuestra identidad dentro de nosotros mismos, como en el relato “Fisura”. O en este

LA AMIGA DE MAMA

Ya ha llegado mi amiga, dice mamá, esa anciana tan amble y risueña. Quiero que la conozcas, hija, es una mujer estupenda.
Entro a saludarla. Después nos quedamos las tres: yo, mamá y su reflejo en el espejo, hablando como buenas amigas.

Relatos de terror, de amor, de desamor, de celos o de descubrimientos. Todo el espectro de sentimientos y pensamientos que rondan por nuestras cabezas son factibles de convertirse en un excelente relato en manos de Araceli.


TODO UN CABALLERO
Ayer me pareció que mirabas de forma insinuante al caballero que comía en una mesa contigua a la nuestra. Mas si no fue así, no me duelen prendas a la hora de pedirte mis sinceras disculpas por las trece puñaladas.

VASOS COMUNICANTES.
Cada noche él se vacía dentro de ella. Por las manañas en los ojos de ella brilla el vacío más aterrador.


Relatos en los que el límite entre la realidad y el surrealismo es una fina línea.

EMOCIONES EN VENTA
Desde que se inventaron los transformadores de emociones en energía limpia, en casa no nos falta de nada.Con lo que nos dan por la ira que acumula papá, pagamos la gasolina...

Debo destacar otra de las características que hace que este libro tenga algo especial: el sentido del humor que utiliza Araceli para convertir los relatos más crudos en píldoras de agradable sabor.

Ciento dos relatos de enorme calidad, que no decrece en ningún momento. 
Para disfrutar con una lectura tranquila. Como he hecho yo.

FISURAS EN EL AIRE - Colección Caminos del bosque - Eugenio Cano

lunes, 20 de mayo de 2013

ROMPEOLAS - Pere Cervantes



Dice la RAE.

rompeolas.


1. m. Dique avanzado en el mar, para procurar abrigo a un puerto o rada.
2. m. rompiente.


Es en este lugar, en el rompeolas, frente al mar donde se desarrolla la tercera novela de Pere Cervantes, publicada por Talentura.
Este rompeolas, es el punto de encuentro de tres seres extraviados dentro de su propia vida: Andrés, Valeria  y Héctor.
Cada personaje nos va a contar su historia a través de sus propios pensamientos.
Andrés, para mi gusto el más logrado de los tres, es "un pordiosero con aspecto de Robinsón Crusoe" un hombre que arrastra un carrito de la compra lleno de libros, lo único que parece atarle a su vida anterior. Un hombre que, cosa rara, ha elegido la indigencia como forma de subsistencia, como forma de pagar los errores cometidos en el pasado, en la vida que él no ha elegido, que le fue impuesta sin que se negara a aceptarla. Hasta que... es algo que debe descubrir el lector. Sus pensamientos van dirigidos a su padre.
Valeria, una mujer argentina, con añoranza de su país, embarazada, convencida de que morirá joven. Una mujer que vive al límite y que busca el hombre cuyo nombre comience por V, para completarse a sí misma.
Hécto, un estudiante de cine, llega al rompeolas con una cámara  al hombro y comienza a grabar a Andrés y a  Valeria. Como él mismo confiesa: "mi gran pasión consiste en crear y entrometerme en las vidas ajenas". Exactamente igual que lo hacía su padre, que se refugiaba en su otra vida y aniquilaba la principal.
Los pensamientos de Héctor van dirigidos principalmente a la mujer que es el sueño de su vida: Elena. Como muchos de los sueños, inalcanzable.
A través de las reflexiones, recuerdos y añoranzas, veremos cómo las vidas de Andrés y Héctor tienen un nexo común aunque ellos no lo sepan.
La novela, a tres voces, es un estudio psicológico del ser humano, de la búsqueda de la identidad, de la soledad y del ansia de alcanzar una felicidad que muchas veces se nos resiste.

Para descubrir lo que cada uno de ellos esconde, sólo hay que leerla y nos les defraudará.

ROMPEOLAS. Talentura


sábado, 11 de mayo de 2013

NO TE QUITES LA COSTRA QUE TE DEJARA MARCA - Dominique Vernay





NO TE QUITES LA COSTRA QUE TE DEJARA MARCA.



Este libro de relatos con este título tan sugerente tiene su origen, tal como Dominique nos lo cuenta, en parte de esta frase:

“De pequeña también tuve mis largas épocas de picores y manías, y mi madre pasaba del “deja de rascarte el culo” al “no te quites la costra que te dejará la marca”, sin olvidar el “note pongas los dedos en la nariz que te la vas a ensanchar”, “no bizquees”, “no te comas las uñas que te vas a perforar los intestino”… y todas estas recomendaciones acompañadas de ligeras collejas.

El primer relato, fuera del orden estructurado, es una entrevista de la autora a la Dominique que aparece en un espejo.

— Volviendo a las historias que escribe, ¿en qué otros aspectos se diferencias las suyas de esas que la aburren?
— Que las mías no pretenden nada.
— ¿Ni siquiera divertir?
— Si algunas lo logran, será porque, al rascarme yo, habré conseguido hacerle cosquillas al lector.

El libro está dividido en tres partes diferenciadas con relatos ordenados, siguiendo una estructura determinada. Hay historias para comer, historias para dormir, historias para estudiar, historias para recordar.

PRIMERA PARTE. 24 relatos

Las pulgas son insectos pequeños que pueden permanecer inactivos en el capullo hasta que notan vibraciones.

SEGUNDA PARTE. 19 relatos

Las pulgas tienen una metamorfosis completa. Sus largas patas están adaptadas  para el salto.


TERCERA PARTE. 33 relatos

La dureza del cuerpo de las pulgas adultas les permite soportar grandes presiones. Sobreviven sin problema al rascado ejercido por el ser humano.

A lo largo del libro, con relatos de distinto tamaño, Dominique va haciendo un repaso por todas las emociones que puede albergar el ser humano, sin dejar por ello de acudir al surrealismo, al humor o a la ironía para hacerlos un poco más llevaderos.

Me encantan en particular los relatos en los que, a través de la mirada inocente, la mirada infantil, nos diseña el mundo que nos rodea. Situaciones cotidianas que nos pasan inadvertidas por eso mismo, por su naturalidad.
En ellos, en los infantiles me he visto reflejada por mis propios recuerdos.

Un pequeño ejemplo:

Echar a suertes

Anoto sus nombres en unas tarjetitas – todas del mismo color – que luego, con cuidado, pongo boca abajo en una caja.
Mientras intento taparme los ojos con una cinta, la manca dice que le toca por ser la más vieja, la tuerta por ser la más lista, la coja y la calva lloran.
Manteniendo los ojos muy apretados detrás de la cinta, saco una tarjetita. Antes de leer en voz alta el nombre de la escogida, les recuerdo a mis muñecas que las quiero a todas, pero que mamá lo ha dejado bien claro:
— En la nueva casa solo habrá sitio para una.

Un libro con tono agridulce, lleno de relatos muy interesantes, bien escritos que, como pretende su autora, siguen haciendo cosquillas una vez que los has leído.



jueves, 2 de mayo de 2013

RELATOS TURBIOS - Manuel Merenciano


Relatos turbios es la primera obra que he leído de Manuel Merenciano, al que ya conocía por su participación en Relatos en Cadena. Esta ha sido la primera, pero no la última obra que leo de él. 

Relatos turbios consta de 13 cuentos que he leído en la versión digital. El componente de este libro es la homogeneidad en el tema: el horror o el terror, pero no el sangriento. El otro, que es más turbio: el psicológico.
Los 13 cuentos están escritos en primera persona, contados, en su mayoría por un hombre. Hay alguna mujer, como en el relato Té negro. 
De este narrador nunca sabemos ni su nombre, ni su fisonomía pero tampoco nos hace falta. El horror cotidiano está entre las líneas de los relatos. Esta cotidianeidad de los personajes hace que confiemos en ellos, que pensemos que es uno de los nuestros, gente de clase media normal, con su casa, sus hijos,que nos encontremos cómodos con ellos pero, conforme va avanzando el texto nos percatamos de que algo irracional o confuso está sucediendo. Y aquel que pensábamos que era el bueno...
Los relatos suelen tener un final cerrado, certero. También los hay abiertos, aunque en cualquier caso, como dice el prólogo de Javier Sarti es peligroso asomarse a su interior.
Manuel Merenciano, como se suele decir, tiene oficio. En sus relatos no hay sangre, pese a ser crueles, no hay lugares comunes, ni frases hechas. Hay una absoluta naturalidad en su narración como si lo que nos está contando fuera de lo más común. 
Otra de las características es su sentido del humor. Con la ironía y la acidez se contrarresta la turbiedad de la situación.
En resumen, 13 magníficos relatos que se leen con avidez.